El aborto y la capacidad de reconducir: Blood money

Publicado el 29/09/2010 ~ 5 comentarios
FacebookTuentiTwitterGoogle+AOL MailCompartir
El trailer de la película “Blood Money” trata -según declara David K. Kyle, su director- de temas variados en torno al aborto en USA: “Roe V. Wade, de Planned Parenthood, del hecho científico de que la vida comienza en la concepción, y de cómo afecta el aborto a las mujeres que han hecho al menos uno”. Se ha elegido este título porque en las entrevistas destaca en primer plano el negocio del aborto. Busca comprender mejor y hacer ver los argumentos racionales y emocionales que tantas veces quedan injustamente al margen de la habitual mención y presentación pública del aborto.

“El testimonio de este trailar y las mujeres que hablan nos explican la realidad del poder económico y de sus acciones. Por esto es necesario VER la realidad. Analizar que nos dicen las investigaciones genéticas.
Analizando los procesos de investigación científica sobre la VIDA HUMANA,  es universalmente conocido QUE SE INICIA EN EL MOMENTO DE LA FECUNDACIÓN DE UN OVULO HUMANO FEMENINO POR UN ESPERMATOZOIDE HUMANO MASCULINO, es decir empieza con la animación de la materia dando así inicio a un proceso de fases consecutivas, momentos o etapas de evolución tanto en la forma del ser humano como de su hábitat: líquido o aéreo; hasta el final natural, el desenlace llamado muerte, alternando períodos de reposo y de vigilia cotidianamente. Desde el inicio de la vida el ser humano tiene TODO lo que tiene que tener para desarrollarse y convertirse en la mejor persona que éste pueda llegar a ser.
Por esto ante afirmaciones de este tipo que nos marca la sociedad en que vivimos (leyes, publicidad, películas, libros, revistas, testimonios de famosos, etc.): “Se puede abortar hasta los tres meses, luego ya no, porque entonces es un niño”. Nos damos cuenta que vivimos de fe humana. Cuando nos educan y nos dan información, en las primeras etapas de la vida, lo aceptamos todo como verdad. Una afirmación como la anterior, tiene la misma contundencia y rotundidad que la existencia de Napoleón Bonaparte. No se cuestiona, aunque no se haya vivido, se asume simplemente que es así.
Nos modelan de una manera u otra según la información que se nos da. La importancia de ser formados en la verdad, que siempre coincide con el bien, es fundamental.
De lo contrario se llega a otras afirmaciones que a primera vista parecen aberrantes, pero que podemos llegar a formularlas ideológicamente hablando –es decir, sin base científica- si se admite la primera.
-“Un ser humano no se puede considerar humano mientras su hábitat sea líquido, a saber, el líquido amniótico. Empieza a ser humano al nacer y al pasar a un ambiente aéreo”.
-“Solo se pueden considerar seres humanos aquellos con capacidad de reflexionar y razonar… Los niños pequeños son menos humanos que los primates adultos”.
-“Solo se es ser humano en plenas facultades de conciencia… Si duermes, estas en coma, etc., interrumpes la humanidad, tu ser ontológico… y si hay alguna deficiencia mental, tampoco puede ser considerado como tal”.
-“Solo se es ser humano si posees la forma física completamente desarrollada, por lo tanto, en las primeras fases del desarrollo de la vida; o bien si tuvieses una accidente y perdiese las piernas, no podrías ser considerado humano. Y así sucesivamente”.
Para decirlo más sencillo la persona humana pequeña, se desarrolla física, psíquica y espiritualmente, pasando por etapas evolutivas a través de aciertos y errores. Y es propio solo del ser humano el conocimiento, la capacidad de decidir, la capacidad de actuar hacia un fin u objetivo, poniendo los medios hasta a él, la capacidad de posponer un bien inmediato por otro posterior y superior; la capacidad de reconducir, de cambiar, de reconocer los propios errores.
PARA ESTO ES NECESARIO UNA INMENSA FORTALEZA, HUMILDAD Y SENTIDO DE LA PROPIA DIGNIDAD. SEGÚN LA ENTIDAD DE LOS PROPIOS ERRORES EL RECONDUCIR COSTARÁ PROPORCIONALMENTE AL ERROR COMETIDO. NO SE BUSCA NINGÚN MÉRITO, PERO TIENE MÉRITO, Y ENSEÑA A LOS DEMÁS COMO EL SER HUMANO, SI QUIERE Y ES HONRADO Y RECTO EN LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD, SABE DAR LA CARA, SABE PEDIR PERDÓN, SABE PONER LOS MEDIOS PARA RESTITUIR LA VERDAD EN SU VIDA Y RECOMPONER TODO AQUELLO, QUE POR CUALQUIER RAZÓN, SE HA DES-HECHO. RE-HACER LO DES-HECHO CON VALENTÍA. SE PUEDE, SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE.
Se me ha puesto los pelos de punta al ver Blood Money (Macarena Matute)
Pese a quien le pese, las chicas de 16 años acabarán viendo el documental «Blood Money» (Marta Robles)
El milagro de la vida humana: ¡esto es lo que es!
Etiquetas: , , ,

5 comentarios Agrega el tuyo »

  1. Me parece que por muy impactante que sean los videos y por muy claras que sean las explicaciones el o la que no quiera ver la realidad nunca la verá-
    pero gracias por mostrarnos la verdad de las cosas! no duden en seguir ilustrándonos!!

    • Pues tengo que decirte Arturo que estás muy equivocado, con el debido respeto. Estas imagenes hacen recapacitar a muchas chicas! Gracias a quien esté detrás de Una mujer Una voz!

  2. Me parecen unas estupendas y crudas imagenes para empaparnos de realidad, sobretodo a aquellos que opinamos que el aborto es una abominación más pero que podríamos hacer más para evitarlo.Gracias

Han enlazado esta entrada:

  1. La realidad de un genocidio — Una Mujer, Una Voz - 15 junio, 2014

    […] -El aborto y la capacidad de reconducir […]

  2. Vine para quedarme: Viñedos de Rachel — Una Mujer, Una Voz - 27 junio, 2014

    […] sé si habéis oído hablar de un documental que se llama “Blood Money” (El aborto y la capacidad de reconducir). Si no lo habéis visto, os recomendaría que lo hicierais porque ahí encontraréis la clave del […]

Agrega un comentario