La ley de la naturaleza y los derechos humanos: Belén Zárate

Publicado el 30/07/2011 ~ 1 comentario
FacebookTuentiTwitterGoogle+AOL MailCompartir
Amor a la verdad. Hablar sin prejuicios. Esto gusta a todos y es esencial en la vida social. Y vale la pena recordar el diálogo de C.S. Lewis con su padre a los ocho años de edad, quien dejándose caer sobre  una silla, le espetó a su padre: “tengo prejuicios contra los…”.”Y eso ¿porqué?”, preguntó su padre. Cruzando las piernas, le contestó: “Si lo supiera, ya no serían prejuicios”.
En la actualidad cuando hablamos de las leyes de la naturaleza, nos explican las que se refieren a la ley de la gravedad, de la biología, de la herencia genética, etc.Slot Machines Sin embargo, cuando los antiguos pensadores hablan de la “ley de la naturaleza”, se están refiriendo a la ley del bien y del mal, a la ley natural.
La idea es tan sencilla como evidente, así como los cuerpos están gobernados por la ley de la gravedad y los organismos por las leyes biológicas, así al ser que llamamos hombre –varón y mujer- tiene también su propia ley. Con la enorme diferencia de que un cuerpo no tiene capacidad de decisión sobre la obediencia o no a la ley de la gravedad o a las biológicas, y sin embargo la persona –varón y mujer- puede elegir respetar o no la “ley de la naturaleza”. Tiene libertad.
En el siguiente video la Dra. Belén Zárate Rivero nos ofrece un análisis sintético y sencillo sobre la “ley de la naturaleza” como base de los derechos humanos. Ella es licenciada en Derecho y en Filosofía Pura, Doctora en Filosofía del Derecho (La dependencia: concepto y justificación de su protección jurídica). También es miembro de la Comisión de los Derechos de las Personas Mayores del Colegio de Abogados de Barcelona. En la actualidad es docente en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UIC y vicerectora de la misma. Está casada y es madre de seis hijos.

¿Dónde se desarrollan los derechos humanos? “En los lugares pequeños, cerca de casa; tan cerca y tan pequeños que no pueden verse en los mapas del mundo. Sin embargo, son el mundo de la persona individual; el vecindario donde vive; la escuela o universidad donde estudia; la fábrica, granja u oficina donde trabaja. Tales son los lugares donde cada hombre, mujer y niño busca igualdad de justicia, igualdad de oportunidades, igualdad de dignidad sin discriminación. A menos que estos derechos signifiquen algo ahí, tendrán poco significado en ningún otro sitio. Sin una acción ciudadana coordinada para hacer que se respeten cerca de casa, buscaríamos en vano el progreso en el mundo a mayor escala” (Organización de Juventud por los Derechos Humanos).
Ver también entrada anterior: Se puede legalizar el horror, Hitler lo hizo.
Y un breve escrito de colaboración: Estado de Derecho. “La historia ha demostrado que el hombre se puede manipular a sí mismo, puede privar de su humanidad a otros seres humanos. Entonces -se preguntaba-, ¿cómo reconocer lo justo?, ¿cómo distinguir entre el bien y el mal, el verdadero derecho del que sólo lo es aparentemente? Nunca fue fácil la respuesta a estos interrogantes, aunque es obvio que, en muchos momentos de la historia, se ha luchado hasta la muerte contra lo que se consideraba injusto (leer completo”Estado de derecho”).
Etiquetas: , , ,

1 comentario Agrega el tuyo »

  1. Hoy en día el sentido y la definción de la palabra libertad la han cambiado mucho. Desde hace unos años, libertad es significad0 de hacer lo que me da la gana sin importar nada más, dejando de lado si cualquier ley natural.

    Muchas personas se encierran a estudiar las diferentes leyes, incluso poniéndose de moda la ley de atracción y no se dan cuenta que la primera ley, como bien dice la Doctora, que nos fue dada es la natural, y con ella conlleva muchas cosas…

Agrega un comentario