Héroes anónimos (una abuela heroica) (México)

Publicado el 01/02/2010 ~ 10 comentarios
FacebookTuentiTwitterGoogle+AOL MailCompartir
Otro sentido de la maternidad aún más profundo y más heroica. Hay que verlo hasta el final. Y que conste que no tiene nada que ver con la capacidad cultural ni capa social, quizás las más sencillas y pobres puedan ser ejemplo de HEROICIDAD.
Text of video in English

Solo hay que leer los comentarios que provoca. Y ver la importancia de educar en virtudes de verdadera feminidad.
Etiquetas: , , ,

10 comentarios Agrega el tuyo »

  1. Al ver este video he pensado algo que escribí hace un año y medio, y que me ha ayudado tanto. Os lo copio.

    A qué sabe la alegría, la ilusión, la felicidad

    En muchas ocasiones, a lo largo de nuestras vidas se nos habrán presentado situaciones en que habremos podido disfrutar de ese sabor único, incluso sin ser conscientes de ello.
    Muchos imaginan que esa, es una alegría pasajera, que uno se hace mayor, y esa alegría se va perdiendo, se pierden las ilusiones, uno se olvida de lo que significa ser feliz, libre… pero hemos podido comprobar que no es así, e invito a todos a que se animen a descubrirlo.
    Nos propusimos ir a las Hermanitas de los Pobres ha hacer visitas, a ayudar, a compartir con los ancianos un poquito de nuestra felicidad, de nuestra juventud.
    El día 29 de Marzo de 2008, subimos por primera vez, siempre en grupos de 5 ó 6 jóvenes. Llegamos con mucha ilusión y con muchas ganas. Desde entonces no hemos fallado más que por la etapa de exámenes.
    Ahora lo hemos retomado. Y ahora que ya sabemos a que sabe la alegría os lo puedo explicar.
    El primer día encontramos un grupo de ancianos y ancianas, que nos miraban desde sus sillas, sin decir nada. Eran simplemente “ellos”. El primer sentimiento fue triste, nos sentimos con ganas de ayudarlos, de escucharles, de alegrarlos, de hacerles descubrir que aún podían ser felices si querían. ¡Qué poco sabíamos!
    Poco a poco nos encontramos personalmente con cada uno de ellos. Personas alegres, simpáticas, con ganas de conocernos, con mucho pasado y mucho ejemplo que darnos. Se esforzaban por aprenderse nuestros nombres, y por recordar de donde éramos y porqué veníamos.
    Muchos de ellos esperan a que lleguemos el sábado con muchas cosas que contarnos, y los que no pueden hablar, con muchas sonrisas que dedicarnos.
    Ahora cada uno tiene su nombre, y podría escribir páginas y páginas de todos ellos. Les hemos cogido cariño y ellos también a nosotros.
    Nos regalan las tardes de los sábados con ilusión. Y nos dan su alegría ellos a nosotros. Hemos encontrado gente sorprendente allí dentro: me asombra la fortaleza con que afrontan las tristezas de la vida; nos muestran los medios que les da Dios para ser felices con tanta sencillez; y nos brindan a nosotros la oportunidad de acompañarlos. Una y otra vez, cada sábado, nos sorprende la alegría con que cuentan cosas que son cotidianas, las cosas insignificantes que les hacen sonreír, lo importante que es para ellos poder trabajar, o poder salir todavía por su propio pie a dar vueltas por el patio. Son personas inmensamente agradecidas con lo que tienen y con lo que se les da, aunque sea poco.
    Muchos están solos y enfermos, y nos muestran día a día su fortaleza y su valentía.
    Lolita, una de las ancianitas en silla de ruedas se ha hecho una ficha de cada uno de nosotros, para acordarse de nuestros nombres, saber nuestros teléfonos, nuestros exámenes, y rezar por nosotros.
    Creo que todo el mundo debería tener la suerte de conocer a estas personas, de recibir esta felicidad que nos dan gratuitamente. Seguimos subiendo para ayudar, pero la mayoría de nosotros afirma que recibimos mucho más de lo que damos. Son gente generosa y lo único que tienen nos lo dan, su cariño, su fe y su alegría.
    No me lo quiero quedar para mi sola, y por ello os animo a que lo probéis. Paula.

  2. Muchas son las cosas que me han venido a la mente. Primero me quede quieta admirada, siempre he pensado que me encantaria vivir con esa fortaleza, luego en realidad las veces que he tenido que luchar en ocasiones me he desanimado pensando que no podría salir de esa. Esta señora me ha enseñado a perseverar, que si puedes, si pones cariño Su fuerza está en el amor por los suyos Francesca

  3. ¡Qué conmovedor! ¡Qué amor tan grande!
    Muchas gracias por habernos dado la oportunidad de ver este testimonio que tanta ayuda puede ofrecer, tanta fortaleza…
    La capacidad de amar de esta abuela es admirable… la lucha, la fuerza… y todo por darle una mejor calidad de vida a su nieto dentro de sus posibilidades, sin esperar nada a cambio. Ahí es donde se demuestra el verdadero amor y maternidad, donde se da porque quieres, por el bien de los demás sin esperar nada, simplemente dando, y dándolo todo!

  4. Sin palabras…. me conmovio mucho este video y llore xk veo el amor tan grande de la abuela hacia su nieto e imagine que pudo ser mi madre haciendo todo esto x amor . Kiero contactar a esta senora y poder ayudar en algo…. x favor respondame lo mas pronto posible….

    • Este video es público en youtube y después de mirar un poco es una incógnita, al menos para mi, quién lo haya hecho. Puedes volcar esta inquietud que estas viviendo en tu ambiente y personas cercanas. A por ello.

  5. ramiro m. s. l.miryam cabal dijo el 25.02.2011 a las 6:17 pm

    Responder

    nos conmovio, que belleza, ese es el verdadero amor, que berraquera de abuela

  6. una y otra vez veo el video de esta abuelita maravillosa, y no lo veo sola lo muestro a todos los que puedo.
    La muestra mas grande de amor, dar la vida por el otro y el ocuparse de otro hace que uno se olvide de si.
    VIVA ABUELITA CORAJE, mis oraciones por usted y para usted que continue esa FE Y ES FUERZA INTERIOR

  7. Hola Me llamo Braian Neira Desde Argentina, La verdad es que veo y vuelvo a ver este video, y Me emociona cada Vez, El Amor de una abuelita Asi es incomparable, Espero que esa abuelita Recibe toda la atencion que necesite. Saludos

  8. Las abuelitas como ella son Dios en persona no existe otra justificación esa fuerza, ese amor, ese cariño, el dar todo a cambio de nada hace recobrar la fe en la humanidad DIOS TE PROTEJA ABUELITA CORAJE

Han enlazado esta entrada:

  1. Angeles sin alas: las abuelas — Una Mujer, Una Voz - 15 agosto, 2014

    […] verse: Héroes anónimos (una abuela heroica) México, y también: Sinfonía a la vida: Matilde […]

Agrega un comentario