¿Esperar el sexo hasta el matrimonio?

Publicado el 16/06/2013 ~ 2 comentarios
FacebookTuentiTwitterGoogle+AOL MailCompartir
¡Hola! Tengo dieciséis años y he recibido charlas sobre “educación sexual” desde los doce años en mi colegio. En esas charlas sólo nos mostraban un camino y ninguna opción. Nos decían —y siguen diciéndonos— que era normal tener relaciones sexuales, siempre y cuando nos protegiésemos.
Es así como desde que entramos en la adolescencia nos llenan la cabeza de ideas erróneas, invitándonos a una iniciación sexual temprana. En esas charlas nunca se nos habló de esperar. Hoy varias chicas que conozco ya tienen relaciones sexuales con sus enamorados o amigos, desde los trece o catorce años.
Por mi parte, un día alguien me habló de “esperar hasta el matrimonio”. Es una frase tan fuerte para cualquiera que lo lea o la escuche, y aún más, es más difícil realizarlo. Cuando escuché eso se me vinieron a la mente preguntas como: ¿No hacer lo que todos hacen? ¿Ser el ‘bicho raro’ de mi grupo de amigos? ¿Qué pasaría si caigo? ¿Por qué no hacerlo si es algo común y normal?
Muchas preguntas como éstas dieron vueltas por mi cabeza al oír esa pequeña frase. Pero, ¿por qué no intentarlo? Esa fue una de las tantas preguntas que también pasaron por mi cabeza. Y cuando pensé: ¿Regalar lo más preciado de mí a cualquiera? Pues NO, fue la respuesta que me di a mí misma. Entonces tomé la decisión de nadar contra corriente y luchar por “esperar hasta el matrimonio”.

Tenía catorce años cuando leí los libros de Jason y Crystalina, y a poco de cumplir quince tomé esa decisión. Desde entonces lucho cada día por cuidar mi pureza y ejercitarme en la castidad, y siempre tengo en mente que “quiero regalarle lo más preciado de mí (mi virginidad) al chico que acepte estar toda su vida conmigo, y no sólo con palabras, sino con hechos, el día en que él se comprometa ante mí, ante nuestros amigos, ante nuestros familiares y, en especial, ante Dios”.
Yo acepté ser diferente a otros, acepté seguir el camino de “La Opción V” y no seguir “la corriente”, la “opción A” que muchas personas siguen simplemente porque “es divertido”, porque “todos lo hacen”, o incluso porque —según dicen para justificar su incapacidad de esperar— es “una preparación” para hacer sentir bien a tu futuro(a) esposo(a) con la experiencia adquirida con sabe Dios cuántas parejas sexuales. Aunque muchos me digan que soy “extraña” y que “no me durará mucho”, he decidido y quiero serle fiel a mi futuro esposo luchando por vivir la castidad y cuidando mi pureza día a día.
Como toda persona, soy débil y sé que también podría dejarme llevar, pero gracias a la oración perseverante y mi decisión firme he podido resistir a la presión de todas aquellas personas que me dicen que tener relaciones es algo normal y que yo también debería “ser normal”. Evito a toda costa estar en lugares inapropiados e incluso quedarme a solas con mi enamorado, con quien llevo ya casi un año. Él ha sabido aceptar y respetar mi decisión. En contra de lo que muchas chicas creen, los chicos de hoy también están dispuestos a vivir la castidad y esperar cuando verdaderamente te aman y tú te haces respetar. G.P., 16 años, Perú. (La OpciónV).

Este video del día de la boda entre Kym Keady y Paul Ninnes –hay muchos otros- refleja la necesidad de re-pensar y re-enseñar la dignidad de la sexualidad y el amor.

Reseñamos iniciativas educativas:
Realtalkaustralia.com
Pamstenzel.com
Fundación DesarrolloyPersona
ProtegeTuCorazón
Ver: AMOR SIN COMPRENSIÓN
Etiquetas: ,

2 comentarios Agrega el tuyo »

  1. me gusta mucho.
    hace mucha falta salir del armario
    gracias

Han enlazado esta entrada:

  1. Amor sin comprensión — Una Mujer, Una Voz - 17 junio, 2014

    […] ¿Esperar el sexo hasta el matrimonio? […]

Agrega un comentario